63 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN 2015

18/26 DE SEPTIEMBRE


63 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN

18/26 SEPTIEMBRE

PATIO DE LUZ

Anomalisa
Charlie Kaufman, Duke Johnson
Anomalisa
Charlie Kaufman, Duke Johnson
En una posible generalización de todas las incertidumbres, las palabras elegidas caminan hacía su anonimato, con el mismo rostro y la misma voz. Cuando necesitamos que tengan un nombre propio podemos poner un sufijo que lo haga intrasferible: Anomalía, Anomalisa.
Evolution
LUCILE HADZIHALILOVIC
Evolution
LUCILE HADZIHALILOVIC
En la memoria del mar mueren todos sus intentos y en el fondo hay un espejo que refleja el recuerdo de una última oportunidad. Aunque hoy es nuestro enemigo puede que no siempre sea así y, aire y agua, formen parte algún día de nuestra vitalidad. Lo llaman evolución y todos los días lo escribe para que sea cierto.
Me and Earl and the dying girl
Alfonso Gómez-Rejón
Me and Earl and the dying girl
Alfonso Gómez-Rejón
Todas mis palabras tienen sentido mientras no las leas. Toda mi creatividad crece mientra nadie sabe que existe. Toda mi soledad nace para que tú sigas conmigo.
High-Rise
Ben Wheatley
High-Rise
Ben Wheatley
En la extinción de las sensaciones autóctonas del cuerpo humano, alquimistas prófugos consiguen una dosis de provocación a base de repetición de materias primas procedentes de museos. Para ocultar su rastro, psiquiatras expertos confirman trazas de paranoia por debajo de un arbitrario límite alarmante.
Trois souvenirs de ma jeunesse / My Golden Days
Arnaud Desplechin
Trois souvenirs de ma jeunesse / My Golden Days
Arnaud Desplechin
Te deje que jugaras conmigo, quería convertirme en tu deporte favorito. Pero no sabía que, cómo todos los ejercicios, éste también se aprende con la práctica. Ahora ya no distingues lo que es mío de lo que es tuyo y mi deseo se pervirtió en realidad sin sueño.
Truman
Cesc Gay
Truman
Cesc Gay
No estuviste aquí para ver la altura del edificio en llamas, entonces, no te sorprendas por esta jugada. Olvidaron escribir cómo ganar. Hoy, ni suerte, ni engaño forman parte de las reglas de esta partida. Si no hay más preguntas, por favor, juguemos.
Irrational Man
Woody Allen
Irrational Man
Woody Allen
Aún no siento que tus ojos mientan y mi euforia superviviente guarda un poker de ases oculto entre mis manos sudorosas. Tal es mi delirio que no puedo pensar que pueda existir una escalera de color que esfume todo mis sueños.
El Apóstata
FEDERICO VEIROJ
El Apóstata
FEDERICO VEIROJ
Hay algo en tu manera de mirarme que te hace diferente. Todavía no me has pedido nada después de gastarte tu dinero en apuestas con números al azar. Como todas las demás, esta batalla también estás a punto de ganarla.
Eva no duerme
PABLO AGÜERO
Eva no duerme
PABLO AGÜERO
Me gusta pensar que cada escena de nuestra vida es lo suficientemente importante para iniciar un ritual que la acompañe. Una ceremonia que sea lo suficientemente significativa para recordarla dentro de una rutina sólida de repeticiones. Sólo así podré decir que ya estamos listos para la eternidad.
Sparrows
RÚNAR RÚNARSSON
Sparrows
RÚNAR RÚNARSSON
La soledad, como todos los silencios, es algo que tú ya habías elegido antes de llegar aquí.
Mi gran noche
ÁLEX DE LA IGLESIA
Mi gran noche
ÁLEX DE LA IGLESIA
Los adjetivos de superioridad en los títulos de las películas son un spoiler de todas nuestras sensaciones que vendrán después de verla: Mi gran noche.
Sunset Song
Terence Davies
Sunset Song
Terence Davies
De testigo a protagonista, la chica de los brazos largos vive atrapada en una vida repetida que siempre fue la suya.
Taxi Téhéran
Jafar Panahi
Taxi Téhéran
Jafar Panahi
Recuerdo tu risa cuando me preguntaste a qué me dedicaba, justo un minuto antes de verte desaparecer. Te dije que era profesora y me respondiste que, entonces, me dedicaba a la ficción.
Einer von uns / One of us
Stephan Richter
Einer von uns / One of us
Stephan Richter
Si todo es perfecto, ¿por qué tienes miedo? En el pasillo del centro, fuera de la altura de tus ojos, el suelo es azul detergente y los cereales son testigos de todas las víctimas disidentes.
Moira
Levan Tutberidze
Moira
Levan Tutberidze
En el mapa que tejen las diosas costureras dejan un hueco cerca del corazón. Abierta la vulnerabilidad, la diferencia entre la humanidad y la inmortalidad baila sobre un hilo que sobresale de la tregua de un traje extranjero.
21 nuits avec Pattie / 21 Nights with Pattie
JEAN-MARIE LARRIEU , ARNAUD LARRIEU
21 nuits avec Pattie / 21 Nights with Pattie
JEAN-MARIE LARRIEU , ARNAUD LARRIEUe
Detrás de la teoría escrita en los libros almacenados en estanterías, existen hechos que confirman que, lejos de las ciudades, todavía se puede respirar por puro instinto.
Bakemono no ko / The Boy and the Beast
MAMORU HOSODA
Bakemono no ko / The Boy and the Beast
MAMORU HOSODA
“Déjame que te presente mi sueño de papel”, dijo desde lo alto de una montaña de roca repetida. “Lo aprendí en un libro y todavía busco a alguien que no lo conozca y quiera escucharlo por primera vez”.
Barash
Michal Vinik
Barash
Michal Vinik
Sabes que te recuperarás de tu dolor de corazón, lo que no te han dicho es que no serás el mismo. La próxima vez no será tan fácil romperlo.
Nie Yinniang / The Assassin
Hou Hsiao-Hsien
Nie Yinniang / The Assassin
Hou Hsiao-Hsien
Sonríe porque sabe que nunca le podrá ganar. Sus muertes eran cuestión de su tiempo.
Un día vi 10.000 elefantes
ALEX GUIMERÀ , JUAN PAJARES
Un día vi 10.000 elefantes
ALEX GUIMERÀ , JUAN PAJARES
El día que vi que el hierro podía flotar y que también podía volar, supe que mi vida ya no sería la misma. Dijeron que era lo mejor para nosotros aunque seguíamos yendo a pie. Quizás fuera el elegido pero no lo era de este lugar, porque sólo yo pude un día ver 10.000 elefantes.
The Propaganda Game
ALVARO LONGORIA
The Propaganda Game
ALVARO LONGORIA
Hubo un momento en la historia donde a la verdad dejó de existir y a partir de ese momento se le llamó propaganda. Desde entonces todos somos partícipes de este juego con cada una de nuestras opiniones.
Shan He Gu Ren / Mountains May Depart
JIA ZHANG-KE
Shan He Gu Ren / Mountains May Depart
JIA ZHANG-KE
Con tres notas de piano y silencio consigues la banda sonora de una vida arrepentida.
Sicario
DENIS VILLENEUVE
Sicario
DENIS VILLENEUVE
Cuando sólo existe un responsable, la culpa es más fácil de controlar. Como punto de partida digamos que este es nuestro plan para otro intento perdido.
Tjuvheder / Drifters
PETER GRÖNLUND
Tjuvheder / Drifters
PETER GRÖNLUND
No todos los que abandonan tienen la oportunidad de empezar de nuevo. No todos los que empiezan de nuevo tienen la oportunidad de abandonar.
El rey de la Havana
Agustí Villaronga
El rey de la Havana
Agustí Villaronga
En un mundo de miseria, la supervivencia es tu reinado. Sin más razones ni motivos, no hay que esperar a la última página para llegar al final que ya estaba escrito.
Mi querida España
MERCEDES MONCADA RODRÍGUEZ
Mi querida España
MERCEDES MONCADA RODRÍGUEZ
En el carnaval, la verdad sobrevive entre risas, máscaras, música y maquillaje. El resto de días del año sólo los niños y los locos son testigos de la realidad. Uno de ellos quiso encerrarla para que nadie pudiera decir que todo fue mentira y, para que nadie pudiera quitársela, lo convirtió en un carnaval, con sus risas, máscaras, música y maquillaje.

"Guarda este recuerdo ahora. Grábalo en tu memoria y déjalo cerca. Cuídalo, pequeño y efímero recuerdo. Conviértelo en un superviviente entre otros que pelearán por dejarlo atrás. Retrocede hoy a ese instante, pervierte la realidad de este día con las imágenes grabadas en tu memoria. No dejes que nada cambie, obliga a este lugar a conservar el mismo olor, la misma luz, la misma edad, como si ese instante se repitiera siempre. Aquel pequeño y efímero recuerdo en el que ahora sabes que fuiste feliz". Apuntes escritos tras ver Mommy de Xavier Dolan.

ESCAPARATE DE MOTIVOS

Cine fuera del cine
Existe un cine que nunca has visto en las salas de cine. A no ser que vivas en alguna ciudad que no llegan a contarse con los de dos de una mano, ni siquiera podrás imaginar que pueden existir películas como las que se pueden ver en un Festival como éste. De hecho creo que los Festivales se han convertido, probablemente sin pretenderlo en muchos casos, en la única oportunidad que puede tener un proyecto cinematográfico para alcanzar el público.

El cine es sólo cine
A priori, todavía no han entrado las leyes económicas que luego regirán su destino y sólo la línea editorial de la organización del Festival es la que decide su proyección. Hay otros parámetros, que pueden ser discutibles, en la selección de las películas, pero las distribuidoras aún no han entrado para juzgarla teniendo en cuanta la rentabilidad de su inversión y los gustos de la mayoría.

Cine de inspiración
Es el momento justo, el curso acaba de comenzar y la sed te hace volver a recordar tus instintos. Es ahora cuando necesitas esa dosis de inspiración que te ayude a seguir en contra de toda la lógica social. Volver a tener la libertad de la imaginación, volver a sentir la fuerza de la euforia que rescata la pasión del viejo soñador. Las nuevas historias, nunca antes vistas, se agolpan esperando ser canibalizadas en todas y cada una de las palabras que llegarán a un papel que parpadea en blanco. Nada te hará sentir más poderoso.
"Olvidaste escribir tu último deseo dentro en mi mano vacía". Final de la reseña de Magical Girl.

Hoy no hay instrucciones
Creo que alguna vez hemos pensado sobre qué hubiera pasado si no hubiéramos estudiado, si realmente hubiéramos llegado a las mismas conclusiones que nos han enseñado o hubiéramos tenido otras. Hay muchos artistas que creen que ese aprendizaje histórico coarta o fija los límites de su creatividad. La verdad es que no sé si es un delirio pretencioso pero, en realidad, hay películas de realizadores de países, que probablemente no hayan visto jamás ninguna de las obras maestras del cine, que crecen alimentadas por nuestro propio desconcierto. Visiones distintas, tiempos distintos, formas distintas. Todo eso te hace al menos cuestionar el funcionamiento y la validez artística de todas las reglas aprendidas.

Un viaje entre butacas
Para los que no tenemos la oportunidad de viajar y mucho menos a países lejanos y conflictivos, el cine se convierte en una ventana para descubrir otras formas de vivir. Aquí no veremos reportajes ni de callejeros por el mundo, ni habitantes etiquetados que se vanaglorian de su triunfo en el extranjero. Esto es un golpe de realidad, con sus alegrías y sus miserias, tanto es así que todo lo que cuentan debería ser verdad.

El cine de la urgencia
Si cada persona es un mundo debe haber tantos motivos como población para justificar una película. Entre todas ellas destacamos la urgencia para despertarnos. Ese cine que sobrevive detrás de una censura que pensábamos que habíamos desterrado. Ese cine que condena conductas que creíamos haber enterrado. Ese cine que transforma la pantalla en un espejo donde nunca creerías que podrías reconocerte.

Te debo un baile y no una explicación
Sí, es el título de una de mis canciones preferidas de Nueva Vulcano, pero esta vez la canto para conceder esa explicación. Creo que es una oportunidad única asistir a los argumentos sobre los que sostiene un director de cine a su película, allí, delante de todos, repasando un ritual de gestos que se mueven entre la incredulidad y el fervor. En uno de ellos descubrí la provocación, por ejemplo. Nunca pensé que era algo consciente y que pudiera ser utilizado como arma o pincel, indistintamente.

Una ciudad de cine
La definición de lo que es el cine para mí la encontré en San Sebastián, para mi esta ciudad y el cine pasaron a ser sinónimos, no puedo separarlo en mi recuerdo. Os dejo aquí lo que escribí una vez mezclando ciudad y cine como si fueran lo mismo.

“Cuando te pregunté qué era el cine para ti, dibujaste en mi imaginación una película que se transformaba en mujer y el espectador en un indeciso, abrumado, torpe y despistado cómplice de un tango. Agarrado de su cintura, y empujado por la aventura, te arrastra rápido hacía un destino desconocido, para luego dejarte caer en el mismo suspiro, para luego recogerte y llevarte al cielo, justo cuando sus ojos se cierran y su sonrisa desaparece a escasos centímetros de tus labios.

Cuando me devolviste la pregunta, te conté aquella vez que realmente resultó ser la primera. Era una noche sin luna ni estrellas, de calles vacías y lluvia silenciosa. Las luces de las farolas se reflejaban en los charcos del suelo difuminando formas y colores, transformando todo en sombras sinuosas. Un sonido de acordeón que subía y bajaba te atraía hacía una barandilla blanca sin horizonte. Justo a la derecha, un tiovivo sin niños marcaba el centro del parque adoquinado. Detrás había edificios señoriales que habían absorbido el color anaranjado de la arena que arrastra el mar.

La barandilla era una advertencia que no supe identificar, un punto que no debía sobrepasarse, aunque no hubiera ningún cartel que lo indicara, como si cualquier intento hubiera resultado inútil y no valiera la pena hacer ningún esfuerzo más por impedirlo. De todas formas ya había llegado y, una vez allí, siempre es tarde. Apoyado sobre el frío descubrí el mar que susurraba queriendo entrar en la cuidad mientras dormía. Estaba allí y lo único que nos separaba era aquella fría barandilla blanca de metal. Las luces que se escapaban se reflejaban en aquel mar que latía con ritmo tranquilo y constante.

Cuando cerraba los ojos, una isla cercana se convertía en una pantalla blanca. En ella aparecían personajes sin prisa hablando en el idioma de sus sueños, tal y como fueron contados la primera vez, sin pensar en cualquier juicio social que pudiera romper el encanto de su euforia. Hacía calor y estaba sentado en una butaca roja, pero alguien acercaba su coche y abría la puerta con un oferta irrechazable. En la invitación había una melodía escondida, que no se parecía a nada que hubiera escuchado antes, porque quién la cantaba nunca había salido de aquel coche de asientos de cuero que se lamentaban en cada curva.

Cuando recuperas la visión, las sombras siguen iluminando un horizonte que suspira, agoniza, atrae y pervierte, con sólo una fría barandilla metálica que separa lo desconocido del gris del suelo. La tierra rodeada es ahora un edificio con ventanas sin cortinas. Las personas se convierten en personajes que deambulan por ellas, cada uno con su propia historia que espera ser contada.”

Por vosotros
A Raúl, Ricardo, Maite, Sandra, Carlos, Iñaki, Ana, Lorea y nuestra querida pensión Gurtxu que te hacen sentir como en casa.

"- Las escaleras no acabarán nunca, no sigo más, me quedo aquí.
- Pero entonces, si no hay final ¿qué hacemos?
- Esperaremos aquí, algo sucederá."
Apuntes escritos tras ver Pasolini de Abel Ferrara.

EDICIONES ANTERIORES